vaca-enferma

10 Tips para detectar una vaca enferma y minimizar el impacto económico en tu hato

InicioBlogCategoría > 10 Tips para detectar una vaca enferma y minimizar el impacto económico en tu hato

La identificación temprana de vacas lecheras enfermas es esencial para garantizar la salud del hato, la producción de leche de alta calidad e inocua para el consumo humano. Los animales enfermos disminuyen su producción, lo cual tiene un impacto negativo en la rentabilidad de la unidad.

Reconocer el problema y brindar un tratamiento adecuado ayuda a prever complicaciones y reduce el tiempo de recuperación. Si una vaca no recibe la atención necesaria, su condición empeorará, requiriendo una terapia más invasiva y costosa.

Además, cuando se presenta una infección y no se toman las medidas o acciones de manejo correspondientes, como aislarlo del resto, puede transmitir la enfermedad a otros, aumentando el riesgo de propagación y elevando los gastos de control.

Por esta razón, es indispensable que conozcas los aspectos que deben evaluarse para reconocer la alteración del estado de salud de los bovinos y saber si una vaca está enferma o sana. Aquí te damos una serie de consejos que te ayudarán a diferenciarlo.

1. Observa su comportamiento

Un individuo enfermo a menudo se comporta diferente, por ejemplo, se aleja del resto, muestra apatía o inquietud, cambia la forma de caminar, utiliza posturas anormales, se le dificulta mantenerse de pie, emite vocalización inusual, demuestra expresiones de dolor, etc. 

Distinguir estos factores ayuda a identificar el problema y su gravedad, así como tomar medidas urgentes.

2. Revisa la cantidad de alimento y agua que consume

Este aspecto es crucial por varias razones. En primer lugar, la disminución del apetito es un signo común de enfermedad. Cuando los animales dejan de comer por completo es un indicativo de padecimientos severos, mientras que al verse disminuido en menor cantidad se sospecha de un daño menos grave.

Así mismo, si un animal no come o bebe lo suficiente, puede agravar su condición y retrasar su recuperación. Por ello, también es relevante determinar si se requieren ajustes en su alimentación y nutrición, que contribuyan a acelerar el restablecimiento de su estado de salud.

3. Examina sus heces

Los cambios en la consistencia, el color y el olor del estiércol representan una de las principales manifestaciones de enfermedades infecciosas, problemas digestivos o cambios en la dieta. 

Con frecuencia se llegan a percibir cuadros clínicos con diarrea o estreñimiento, revisarlos es vital para determinar el curso adecuado del tratamiento.

4. Mide su temperatura corporal

Evaluar la cantidad de calor que produce el cuerpo de las vacas es una herramienta eficaz empleada para detectar y monitorear enfermedades o trastornos. Si este parámetro es más alto o bajo del rango normal (>39.5 °C), representa un signo clínico evidente de algún padecimiento que requiere terapia inmediata.

5. Inspecciona su frecuencia respiratoria

Consiste en contabilizar el número de respiraciones que una vaca presenta en el transcurso de un minuto, el rango normal es de 10 a 30.

Al igual que el punto anterior, cuando esta se encuentra disminuida o elevada representa un problema que, por lo general, se traduce como daño en las vías respiratorias o neuromuscular, el cual requiere acciones rápidas para tratar la enfermedad subyacente.

6. Identifica cambios en su aspecto físico

La piel y el pelaje de una vaca pueden ser indicadores de diversos problemas de salud. Por ejemplo, el pelo opaco o sin brillo, la presencia de lesiones, úlceras y descamación son signos evidentes de enfermedad, trastornos como deshidratación o la deficiencia de nutrientes.

Además, en las vacas lecheras es fundamental revisar el estado de la ubre y pezones, en busca de enrojecimiento, inflamación o dolor que pueda indicar el comienzo de una infección bacteriana que conduzca a la presencia de mastitis.

7. Evalúa su condición corporal

La condición corporal es una medida de la cantidad de energía que tiene una vaca en relación con su peso y tamaño. Los valores bajos representan un mal estado sanitario o nutricional, limitando la capacidad de la vaca para producir leche y reproducirse adecuadamente.

Por el contrario, animales con valoraciones altas también pueden tener problemas de salud, ya que el exceso de grasa corporal aumenta el riesgo de trastornos metabólicos como el hígado graso y la cetosis. Si notas que una vaca ha perdido o ganado peso repentinamente, puede ser un signo visible de enfermedad.

8. Presta atención a su nivel de estrés

El estrés es causado por diversos factores como el manejo inadecuado, instalaciones inapropiadas, transporte o movilización, cambio en el entorno o la dieta, entre otros. 

De manera prolongada, debilita el sistema inmunológico del animal. Lo cual lo hace más susceptible a enfermedades o incrementa el tiempo de recuperación de una enfermedad existente.

9. Analiza su leche

La leche es producida por la glándula mamaria y cualquier alteración en ella o en el metabolismo de la vaca afectará su calidad. Al analizarla, se detectan cambios en la composición que pueden indicar una enfermedad o trastorno.

Por ejemplo, la presencia de células somáticas en la leche es una señal de inflamación en la glándula mamaria, lo que puede ser un signo de mastitis, una enfermedad común en las vacas lecheras. Su conteo se utiliza como una herramienta de diagnóstico y para monitorizar su respuesta al tratamiento.

También se analizan otros parámetros, por ejemplo, el contenido de grasa, proteína, lactosa y minerales, que varían en función de la salud y la nutrición. Así mismo, se revisa el aspecto físico de la leche como color, consistencia y si tiene presencia de coágulos o sangre.

10. Comprueba si existen cambios en la producción

Las variaciones son un indicativo útil para determinar si existe un problema en el hato. La producción de leche puede verse afectada por diversos elementos, incluyendo la nutrición, el ambiente y el manejo.

Cuando se observa una disminución evidente en un animal o en grupo de vacas, se considera un indicio de que existe una enfermedad o trastorno que las está afectando.

¿Qué hacer si detectas un animal enfermo?

Una vez que has reconocido uno o varios animales enfermos es necesario poner manos a la obra. El primer paso es llamar a tu médico veterinario de inmediato, porque él es profesional que conoce cómo diagnosticar una vaca enferma, así mismo te ayudará con el tratamiento, las medidas de control y te dará las recomendaciones necesarias.

Algunas de las prácticas generales incluyen la observación y evaluación de los signos clínicos, aislamiento (si es necesario), pruebas de diagnóstico, tratamiento y monitoreo de la recuperación. De igual modo, se hace un registro detallado de la aparición y evolución del problema o cualquier información que se considere relevante en el expediente del animal.

Ahora que conoces cómo detectar una vaca enferma, recuerda que siempre puedes apoyarte con tu médico veterinario para una revisión completa, además de las recomendaciones necesarias para el diagnóstico y tratamiento de los animales de tu hato.

Hoy en día existen tecnologías que nos permiten monitorear algunos parámetros como la rumia y producción diaria de las vacas, estas nos ayudan a predecir aquellas que van iniciando con alguna enfermedad. 

Si tienes alguna duda o quieres saber cómo implementar un sistema de monitoreo  como SenseHub™ para analizar el comportamiento de las vacas de tu hato, contáctanos.

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Copyright © 2023 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA and its affiliates. All rights reserved.

Bibliografía

Constable, P. D., Hinchcliff, K. W., Done, S. H., & Grunberg, H. (2017). Clinical Examination and Making a Diagnosis. Veterinary Medicine. A Textbook of the Diseases of Cattle, Horses, Sheep, Pigs, and Goats, eleventh edition (Vol I). Elsevier.

Lien, L., Loly, S., & Ferguson, S. (2014). History and Physical Exam. Large Animal Medicine for Veterinary Technicians. Wiley Blackwell.

Smith, B. P. (2015). History, Physical Examination, and Medical Records. Large Animal Internal Medicine, 5th Edition. Elsevier.

CATEGORÍAS

INSCRÍBETE AL NEWSLETTER

«*» indica campos obligatorios

Términos y condiciones:*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Publicaciones más recientes

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.