tripanosomiasis

Tripanosomiasis en bovinos, ¿cómo reconocerla?

InicioBlogCategoría > Tripanosomiasis en bovinos, ¿cómo reconocerla?

La tripanosomiasis bovina es una de las enfermedades hemoparasitarias de mayor importancia epidemiológica en México, debido a los efectos negativos que ocasiona en la sanidad y productividad del ganado.

Algunos de los daños económicos que causa este padecimiento comprenden una reducción considerable de la ganancia de peso, disminución de la producción de leche, reducción de la capacidad reproductiva, gastos en atención y tratamiento médico, la mortalidad en casos fatales y las limitaciones en el comercio.

Su presencia en un área determinada representa un riesgo para la salud pública ya que, aunque no es una zoonosis directa (no se transmite de los bovinos a las personas), es un indicativo de la existencia de vectores y reservorios que pueden infectar a una amplia variedad de mamíferos, incluidos los seres humanos.

Enseguida te mostramos todo lo que tienes que conocer sobre esta enfermedad, cómo tratarla, las medidas de control y prevención que debes tener en cuenta para proteger a tus bovinos y mantener la rentabilidad de tu unidad ganadera.

¿Qué es tripanosomiasis bovina?

Es una enfermedad parasitaria provocada por protozoarios del género Trypanosoma, los cuales se alojan en el plasma sanguíneo, linfa y diversos tejidos de sus huéspedes. Los tripanosomas son organismos unicelulares de apariencia alargada, tienen un flagelo que les ayuda a moverse y su tamaño oscila entre los 8 y 40 μm.

Hoy en día, sabemos que su prevalencia está relacionada con factores del huésped (edad, sexo, raza, propósito) y factores abióticos como las prácticas de manejo, densidad de población, extensión del rancho, presencia y control de vectores, región geográfica, época climática y aplicación de tratamientos antiparasitarios.

Origen de la enfermedad

Se considera que la aparición de la tripanosomiasis en América se dio a principios del siglo XIX, mediante ganado importado de África. En la actualidad, se encuentra presente en 13 países de Sudamérica:

  1. Argentina
  2. Bolivia
  3. Brasil
  4. Chile
  5. Colombia
  6. Ecuador
  7. Guyana
  8. Paraguay
  9. Perú
  10. Surinam
  11. Uruguay
  12. Venezuela
  13. Guyana Francesa

Tripanosomiasis: agente causal

Hay una gran variedad de especies de tripanosomas que representan un riesgo potencial para la población bovina, entre las principales se encuentran: Trypanosoma congolense, Trypanosoma brucei, Trypanosoma vivax, Trypanosoma theileri y Trypanosoma evansi.

De todas ellas, solo las últimas 3 se han identificado en México: T. evansi se manifiesta en la mayoría de los casos únicamente como reservorio; T. theileri produce parasitemias transitorias, pero es catalogada como no patógena; T. vivax es considerado el agente más patógeno y significativo que afecta a los bovinos.

Cabe destacar que todos los microorganismos mencionados están dentro del grupo 1 de las enfermedades y plagas exóticas que requieren notificación inmediata, es decir que no se encuentran en el territorio o han sido erradicadas, ya que su diseminación pone en inminente riesgo a la población animal y la salud pública.

Por ello, se debe informar de forma urgente cuando se identifica o se sospecha de un caso de tripanosomiasis bovina al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SIVE), a través de la Dirección General de Salud Animal (DGSA) del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA).

¿Cómo se transmite la tripanosomiasis al ganado bovino?

Las moscas tse-tsé (Glossina spp.) son vectores biológicos de la tripanosomiasis africana. Mientras que la tripanosomiasis americana es transmitida por murciélagos vampiros, garrapatas, mosca de los establos (Stomoxys calcitrans), mosca de los cuernos (Haematobia irritans) y tábanos (Tabanus spp.).

También se sabe que puede transmitirse vía transplacentaria y mediante vectores mecánicos contaminados con sangre, por ejemplo, instrumentos quirúrgicos, agujas y jeringas.

Ciclo biológico de los tripanosomas

Un aspecto común es que se requieren tres elementos para el mantenimiento de la enfermedad, un vector que a menudo es un insecto, el animal hospedador y el parásito. Debido a la repercusión que tiene Trypanosoma vivax en bovinos, a continuación, te explicamos en qué consiste su ciclo de vida:

  1. Comienza cuando el vector biológico (mosca, garrapata, etc.) se alimenta de la sangre de un animal infectado e ingiere los tripanosomas.
  2. Estos invaden su tubo digestivo, se multiplican y migran a sus glándulas salivales.
  3. Después, cuando el vector se alimenta de un animal sano, los tripanosomas ingresan a su torrente sanguíneo y se diseminan por todo el cuerpo.
  4. Luego otro vector se alimenta de la sangre del animal enfermo y se completa el círculo de contagio.

Signos clínicos de la tripanosomiasis en bovinos

El padecimiento tiene un tiempo promedio de incubación de 2 a 3 semanas, aunque el periodo puede oscilar entre 1 y 6 semanas. Las manifestaciones dependen de la gravedad de la infección y  la signología más frecuente implica lo siguiente:

  • Fiebre
  • Anorexia
  • Debilidad y letargo
  • Pérdida de peso progresiva hasta delgadez extrema
  • Membranas mucosas pálidas
  • Anemia
  • Diarrea
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Edema submandibular
  • Disminución de la producción de leche
  • Problemas reproductivos como repetición de celos, abortos y semen de mala calidad
  • En cuadros nerviosos se puede observar cojera, tremores y convulsiones
  • Muerte

Tripanosomiasis: diagnóstico

Es posible que el médico veterinario realice un diagnóstico presuntivo basándose en la historia clínica, la evaluación física y los signos del individuo afectado, sin embargo, se recomienda realizar pruebas complementarias para confirmarlo, las cuales se determinarán de acuerdo a disponibilidad y especificidad del resultado requerido.

Unas de las más comunes son: examen microscópico directo en frotis sanguíneo, análisis de microhematocrito, cultivos, reacción en cadena de la polimerasa (PCR), ensayo de inmunoadsorción ligado a enzima (ELISA) indirecto, prueba indirecta de anticuerpos fluorescentes (IFAT) y test de aglutinación en tarjeta (CATT).

Recuerda que los bovinos pueden infectarse simultáneamente con más de una especie de tripanosoma o mostrar coinfección con otros hemoparásitos como anaplasmosis, babesiosis, borreliosis y theileriosis. De ahí la importancia de llamar a tu veterinario, él se encargará de efectuar los procedimientos correspondientes en caso de que esto suceda.

Tratamiento de la tripanosomiasis bovina

La terapia se basa principalmente en la administración de quimioterapéuticos como Berenil® (reg. SADER Q-0273-121), que contiene diaminaceno aceturato un compuesto que actúa contra las infecciones causadas por protozoarios, en conjunto con antipirina, un derivado de la pirazolona con propiedades analgésicas, antipiréticas y antiinflamatorias.

Asimismo, es crucial destacar que el tratamiento es más efectivo cuando se administra en el curso temprano de la enfermedad y debe ser supervisado en todo momento por un veterinario.

Prevención de tripanosomiasis bovina

Debido a que este padecimiento genera un alto impacto económico en la producción, es de vital importancia implementar las siguientes medidas para prevenirla y controlarla:

  • Llevar a cabo medidas para el control de moscas y otros vectores.
  • Mantener en cuarentena y constante vigilancia a todos los animales de nuevo ingreso.
  • Proveerles instalaciones adecuadas y limpias, libres de encharcamientos o agua estancada.
  • Hacer pruebas diagnósticas de forma regular en animales de alto riesgo.
  • Realizar el reporte obligatorio en caso de que el laboratorio confirme Trypanosoma vivax y Trypanosoma evansi.

Ya conoces qué es la tripanosomiasis y por qué es necesario saber identificarla, para cualquier duda puedes acercarte a tu médico veterinario. ¿Requieres comprar algún producto, información adicional o asistencia técnica? Contáctanos a través de la página oficial de Club Ganadero.

cta productos

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Copyright © 2023 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA and its affiliates. All rights reserved. 

Bibliografía

Desquesnes, M., Gonzatti, M., Sazmand, A., Thévenon, S., Bossard, G., & Boulangé, A. et al. (2022). A review on the diagnosis of animal trypanosomoses. Parasites Vectors, 15(1).

Diario Oficial de la Federación. (2018). ACUERDO mediante el cual se dan a conocer en los Estados Unidos Mexicanos las enfermedades y plagas exóticas y endémicas de notificación obligatoria de los animales terrestres y acuáticos.

Jones, T. W., & Dávila, A. M. (2001). Trypanosoma vivax-out of Africa. Trends in parasitology, 17(2), 99–101.

Kanh, C. M., & Line, S. (2007). El manual Merck de veterinaria, 6ta ed. Editorial Océano.

Rodríguez V.R.I., Quiñones A.F., Ramírez C.G.T., Ruiz P.H. 2003. Presencia del género Trypanosoma en la garrapata Boophilus microplus en el trópico mexicano. Revista Biomédica, 14, 29-33.

Salinas-Estrella, E., Cobaxin-Cárdenas, M. E., Quiroz-Castañeda, R. E., & Aguilar-Díaz, H. (2023). Hemoparasites coinfections in bovines in the tropics. In: Aguilar-Marcelino, L., Younus, M., Khan, A., Saeed, N. M. & Abbas, R. Z. (eds), One Health Triad, Unique Scientific Publishers, 3, 136-145.

Spickler, A. R. (2018). African Animal Trypanosomiasis. The center for Food Security and Public Health, Institute for International Cooperation in Animal Biologics, Iowa State University, World Organization for Animal Health and United States Department of Agriculture.

Suazo-Cortez, R. (2015). Prevalencia y factores de riesgo asociados a Tripanosomiasis en búfalos de agua (Bubalus bubalis) en el estado de Veracruz, México. Universidad Veracruzana. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

Tariq, M., Khan, M., Mubashir, M., Safdar, M., Özaslan, M., & Farooq, Z. et al. (2022). Review on Trypanosomiasis and their prevalence in ruminants. Zeugma Biological Science, 3(2), 12-31.

Taylor, M. A., Coop, R. L., Wall, R. L. (2016). Parasites of cattle – Tripanosomes. Veterinary Parasitology. Wiley Blackwell.Zapata-Salas, R., Cardona-Zuluaga, E. A., Reyes-Vélez, J., Triana-Chávez, O., Peña-García, V. H., Ríos-Osorio, L. A., … & Polanco-Echeverry, D. (2017). Tripanosomiasis bovina en ganadería lechera de trópico alto: primer informe de Haematobia irritans como principal vector de T. vivax y T. evansi en Colombia. Revista de Medicina Veterinaria, 1 (33), 21-34.

CATEGORÍAS

INSCRÍBETE AL NEWSLETTER

«*» indica campos obligatorios

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Publicaciones más recientes

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.