produccion-de-leche

Cómo mejorar la calidad y cantidad de la producción de leche en tu hato

InicioBlogCategoría > Cómo mejorar la calidad y cantidad de la producción de leche en tu hato

La producción de leche puede variar considerablemente en cantidad y calidad debido a una combinación de diversos factores. Entre ellos se encuentran tanto las características propias del animal, por ejemplo su edad, genética, estado fisiológico y etapa de lactancia, como las prácticas de manejo y el entorno en el que se encuentran las vacas.

El conocimiento y comprensión de estos factores es un aspecto esencial para maximizar la productividad de los establos. A continuación, te mostramos cómo mejorar la producción de leche en las vacas, mediante tareas que puedes ejecutar en tu hato para asegurar su rentabilidad.

Optimizar la genética de las vacas lecheras

A lo largo de los años, la selección genética ha permitido incrementar las características productivas, lo que ha llevado a un aumento en la producción de leche por animal y una mejora en su calidad nutricional.

Esto se debe a que es un elemento individual que influye directamente en la eficiencia de conversión alimenticia, la capacidad de producción y la cantidad de grasa, proteínas, lactosa y otros nutrientes que contendrá.

Mejorarla es posible al seleccionar los reproductores cuidadosamente para el cruzamiento o la reproducción asistida, teniendo en cuenta la evaluación de su potencial y rendimiento, en conjunto con las características deseables en su descendencia.

Proporcionar una alimentación adecuada

Para una vaca producir leche es un proceso muy complejo y exigente que depende, en gran medida, de la alimentación. Se sabe que los altos rendimientos, particularmente durante la lactancia temprana, requieren grandes cantidades de energía y nutrientes.

Cuando no reciben suficiente alimento o las dietas son deficientes en carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales, producirán menos leche, además, sus propiedades se verán afectadas directamente. De la misma forma, la falta de agua, incluso durante unas pocas horas, resultará en una rápida caída de la producción.

Las estrategias de manejo nutricional que pueden llevarse a cabo para evitar tales problemas involucran el análisis de la dieta, el balanceo de raciones, proporcionar variedad de alimentos de alta calidad, suplementación, evaluación de la condición corporal, alimentar en los mismos horarios y asegurarse de que siempre tengan agua limpia y fresca.

Realizar estrategias que promuevan su salud y bienestar

Un animal enfermo o estresado redirige todos sus esfuerzos a combatir la enfermedad o manejar el estrés, lo que reduce la disponibilidad de nutrientes para la síntesis láctea. Así mismo, ambas situaciones alteran su comportamiento provocando una disminución del apetito y el consumo de alimento, lo que trae consigo una reducción del rendimiento.

En caso de la presencia de mastitis o infecciones intramamarias, los tejidos de la glándula mamaria se ven dañados, afectando su función y disminuyendo el valor nutricional, ocasionando graves pérdidas ya que la leche se vuelve no apta para su consumo.

Con el objetivo de evitar tales padecimientos y trastornos, es necesario realizar un programa de control de enfermedades, evitar situaciones estresantes, como cambios bruscos en la rutina o prácticas de manejo agresivas y adoptar sistemas de monitoreo regular para dar atención inmediata ante cualquier signo de enfermedad o malestar.

Minimizar el estrés calórico

Considerada como una de las mayores limitantes productivas, el estrés por calor ocurre cuando los animales se encuentran expuestos a altas temperaturas y humedad, afectando su capacidad para termorregularse (regular su temperatura).

De igual modo, se sabe que bovinos con elevado rendimiento y alto mérito genético son más sensibles a estos cambios que causan deshidratación, reducción de la ingesta de alimento y conversión alimenticia, que se refleja en la baja cantidad y calidad de la leche.

Evitar sus efectos requiere facilitar áreas de sombra y refugio para las vacas durante las horas más calurosas del día, instalar sistemas de ventilación y enfriamiento, asegurar que tengan libre acceso a agua en todo momento y programar cualquier manejo del hato en las primeras horas de la mañana o en las tardes, cuando las temperaturas son más bajas.

Limpieza y mantenimiento de las instalaciones

Proveer un entorno limpio ayuda a prevenir la contaminación bacteriana, la propagación de enfermedades y la alteración de la leche. Actividades como remover estiércol, limpiar corrales, cambiar camas, lavar el equipo de ordeño antes y después de cada uso, así como un mantenimiento frecuente, garantiza un producto final, seguro y de alta calidad.

Tales procedimientos en conjunto con la higiene del personal y la revisión constante del estado de los alojamientos y los materiales empleados son esenciales para identificar cualquier problema y tomar medidas correctivas de manera oportuna.

Aumentar la frecuencia del ordeño

Las vacas deben ser ordeñadas al menos dos veces al día, preferiblemente en intervalos regulares de 12 horas. Pero algunos animales, en especial aquellos que tienen producciones altas, llegan a beneficiarse si se ordeñan hasta 3 veces.

Para ello, es necesario supervisarlas y adaptar la frecuencia, ya que vaciar completamente la ubre es fundamental para garantizar que cada una produzca leche en su máxima capacidad.

También, se deben evitar intervalos de ordeño prolongados porque períodos largos pueden aumentar el riesgo de infecciones mamarias y mastitis. Con ese propósito, se tiene que programar un horario regular para el proceso.

Reducir los días abiertos

La cantidad de días abiertos se refiere al periodo que transcurre desde que una vaca ha parido hasta una nueva concepción, el tiempo ideal es de máximo 90 días. Las hembras que conciben rápidamente después del parto tienen un mejor estado de salud, por tanto, producen más leche de calidad. 

Llevar a cabo un programa de manejo reproductivo eficiente y bien planificado, contribuye a que esta etapa no se extienda. Esto implica identificar el momento óptimo para la inseminación, utilizando la detección del estro y la sincronización del celo.

Administrar productos

En la actualidad, existen medicamentos para aumentar la producción de leche, elevar la concentración de grasa, proteínas y otros nutrientes esenciales, algunos suplementos nutricionales son empleados en los programas de control y prevención de enfermedades.

Por otro lado, la aplicación de productos hormonales como Boostin® (Reg. SADER Q-0273-254), una solución inyectable que contiene somatotropina bovina recombinante (rBST) y acetato de tocoferol (vitamina E), ayuda a aumentar la producción de leche sin alterar las características físico-químicas ni los parámetros clínicos y reproductivos.

Recuerda tener en cuenta que la utilización de estos productos debe realizarse de manera responsable, bajo la estricta recomendación y supervisión de un médico veterinario.

Quieres comprar alguno de nuestros productos, contáctanos en Club Ganadero. O si tienes dudas o requieres asistencia técnica, ingresa al sitio de Maxileche. ¿Quieres saber más sobre la mastitis bovina? Descarga nuestra guía gratuita aquí.

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Copyright © 2023 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA and its affiliates. All rights reserved.

Bibliografía

Chegini, A., Shadparvar, A. A., Hossein-Zadeh, N. G., & Mohammad-Nazari, B. (2019). Genetic and environmental relationships among milk yield, persistency of milk yield, somatic cell count and calving interval in Holstein cows. Revista Colombiana de Ciencias Pecuarias, 32(2), 81-89.

Erickson, P. S., & Kalscheur, K. F. (2020). Nutrition and feeding of dairy cattle. Animal Agriculture, 157–180.

Gross J. J. (2022). Limiting factors for milk production in dairy cows: perspectives from physiology and nutrition. Journal of animal science, 100(3), skac044.

Rodriguez-Venegas, R., Meza-Herrera, C., Robles-Trillo, P., Angel-Garcia, O., Legarreta-Gonzalez, M., Sánchez-Vocanegra, H., & Rodriguez-Martinez, R. (2023). Effect of THI on Milk Production, Percentage of Milking Cows, and Time Lying in Holstein Cows in Northern-Arid Mexico. Animals, 13(10), 1715.

CATEGORÍAS

INSCRÍBETE AL NEWSLETTER

«*» indica campos obligatorios

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Publicaciones más recientes

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.