ciclo-estral-de-la-vaca

Manejo y control del ciclo estral de la vaca: guía completa

InicioBlogCategoría > Manejo y control del ciclo estral de la vaca: guía completa

En los establos lecheros, uno de los pilares fundamentales es el desempeño reproductivo. Por lo tanto, realizar un manejo y control adecuado del ciclo estral de la vaca es crucial para el futuro del hato por el impacto que tiene en la producción de leche y la rentabilidad.

Comprender los mecanismos biológicos asociados a los ciclos estrales representa una herramienta de gestión valiosa, ya que posibilita abordar problemas reproductivos adecuadamente e implementar programas de sincronización e inseminación artificial.

A continuación, te enseñamos en qué consiste el ciclo estral de la vaca lechera, las hormonas que lo integran, los factores que lo alteran y algunas herramientas que optimizan su gestión y beneficios.

Aparato reproductor de la vaca

Antes de adentrarnos en el ciclo estral, es necesario recordar las partes anatómicas que componen el sistema reproductor de la hembra bovina, ya que estas tienen un papel sustancial en el proceso reproductivo de dicha especie. Enseguida las enlistamos:

  • Ovarios
  • Oviductos
  • Cuernos uterinos
  • Útero
  • Cérvix
  • Vagina
  • Vulva

El funcionamiento coordinado de estos órganos y estructuras, es esencial para mantener un ciclo normal, que permita la concepción y la preñez.

¿Qué es y cuánto dura el ciclo estral de la vaca?

Es un proceso fisiológico reproductivo que se caracteriza por una serie de cambios hormonales y de comportamiento que se repiten cíclicamente en el tiempo, con el objetivo de preparar a la vaca para la receptividad sexual, la posibilidad de fertilización y la gestación.

Inicia en la pubertad, entre los 9 y 12 meses de edad, generalmente cuando las hembras alcanzan al menos el 50% de su peso corporal adulto. Los bovinos son animales poliéstricos no estacionales, es decir, pueden tener ciclos estrales continuos a lo largo de todo el año.

Cada ciclo dura en promedio 21 días en esta especie pero, puede ir de los 18 a los 24. Las fases del ciclo estral de la vaca son cuatro, a continuación, detallamos en qué consiste cada una y cómo identificarlas.

  1. Proestro. Es la fase inicial y tarda de 1 a 3 días. La hembra comienza a mostrar signos como la búsqueda de contacto con otros animales y una mayor actividad, sin embargo, aún no muestra receptividad.
  2. Estro. Representa la etapa más visible y activa, tiene una duración que va de 4 a 24 horas. Es aquí donde la hembra está receptiva, las vacas se encuentran inquietas, disminuye la producción de leche, hay secreción de moco claro e hinchazón y enrojecimiento de la vulva,
  3. Metaestro. Puede durar de 3 a 4 días, se caracteriza por el término de la receptividad sexual, la vaca se observa más tranquila, se aleja de otros animales y la secreción vaginal se vuelve más espesa y blanca.
  4. Diestro. Este se prolonga de 12 a 15 días. Si la hembra no queda preñada entra en una fase de reposo, manteniendo al útero en un estado no receptivo para la gestación, por lo tanto, la vaca tiene un comportamiento tranquilo y no se encuentra interesada en la reproducción.

Además, desde el punto de vista funcional se pueden describir 2 etapas del ciclo estral de la vaca: la fase folicular (proestro y estro) donde se produce el desarrollo y maduración del ovocito, así como la ovulación; y la fase lútea (metaestro y diestro) que se centra en la preparación del útero para la preñez.

¿Cuáles son las hormonas que intervienen en el ciclo estral de la vaca?

Los eventos reproductivos del ciclo están regulados por hormonas, sustancias químicas producidas por glándulas especializadas. En la vaca pueden originarse en el hipotálamo, la hipófisis, los ovarios, el útero y la placenta, aquí te mostramos un resumen de sus funciones.

Beneficios del manejo y control del ciclo estral en las vacas lecheras

La gestión efectiva del ciclo estral ofrece una serie de ventajas para las unidades productivas, entre las que se incluyen:

Aumento en la producción de leche

Al disminuir los periodos de inactividad reproductiva es posible reducir parámetros valiosos como los días abiertos, aumentando a su vez la tasa de preñez. Esto hace que las vacas produzcan leche de forma constante, beneficiando a las unidades productivas.

Del mismo modo, permite planificar la inseminación artificial con sementales de calidad superior, mejorando la genética del hato, ya que se seleccionan características deseables como una elevada producción láctea.

Mayor eficiencia reproductiva

En lugar de depender de ciclos reproductivos esporádicos o irregulares, el manejo hace que las vacas ciclen regularmente, lo que significa que los productores tienen más ventanas de oportunidad para la inseminación artificial y, por lo tanto, para lograr la preñez, esto minimiza el tiempo entre partos y aumenta el número de crías nacidas.

Reducción de los costos de producción

Un ciclo estral bien gestionado permite identificar problemas reproductivos y determinar el momento óptimo para la inseminación artificial. Esto puede reducir la necesidad de atención médica, tratamientos, múltiples servicios, mano de obra, semen y material utilizado.

Además, cuando las vacas quedan gestantes más rápidamente, se reduce la necesidad de pruebas de diagnóstico y seguimiento de las que no se han preñado. También se minimizan los gastos en adquirir y criar nuevas becerras para reemplazo.

Eleva la eficiencia en el uso de recursos

Cuando se planean las gestaciones, se pueden ajustar las raciones y programar la atención veterinaria de manera más eficiente. Esto evita el desperdicio de recursos y ayuda a mantener a las vacas en condiciones óptimas.

Factores que afectan el ciclo estral en la vaca

Los elementos que afectan el ciclo estral en la vaca pueden ser muy diversos, pero los principales incluyen:

  • Nutrición. La disponibilidad de nutrientes esenciales, como proteínas y minerales, influye en la producción de hormonas. Así mismo, la falta de alimentación adecuada o la obesidad altera la ciclicidad.
  • Edad y genética. Las vacas jóvenes pueden tener ciclos más irregulares, mientras que algunas razas tienden a ser más propensas a ciertos trastornos reproductivos.
  • Condiciones ambientales adversas. El estrés térmico debido a temperaturas extremas, humedad o cambios climáticos causa anestro (ausencia de ciclos estrales) o ciclos irregulares.
  • Estado de salud. Enfermedades, infecciones uterinas o problemas sanitarios en general, pueden interferir con la regularidad del ciclo.
  • Manejo. Un trato agresivo genera estrés que provoca la liberación de cortisol, interfiriendo con la regulación hormonal reproductiva. Por otro lado, las alteraciones de la rutina diaria pueden interrumpir temporalmente el ciclo estral.

Herramientas para el manejo y control del ciclo estral bovino

Actualmente, para optimizar la eficiencia reproductiva se emplean una serie de herramientas y técnicas que ayudan a facilitar las tareas, tanto a los productores como a los veterinarios. Aquí detallamos algunos de los recursos clave:

Observación de los signos

Esta es una de las herramientas más simples y efectivas para detectarlo. Se observa el comportamiento de monta y las interacciones entre las vacas. Cuando una de ellas está en celo, otras pueden montarla o lamerla. La observación visual directa es útil para la detección del estro, aunque requiere de una vigilancia constante.

Exámenes hormonales

Las pruebas de laboratorio pueden medir los niveles de hormonas reproductivas, como la progesterona, en sangre o leche. Estas proporcionan información sobre el estado fisiológico de una vaca como si está en celo o gestante.

Uso de tecnologías

Se utilizan sistemas de monitoreo, como collares o aretes, para monitorear el comportamiento, ayudando a reducir la posibilidad de que las vacas en celo pasen desapercibidas, lo que maximiza las posibilidades de preñez en el hato.

Sincronización estral

La administración de hormonas permite agrupar a las vacas en celo, reduciendo el tiempo y el trabajo requeridos para detectarlo, lo cual posibilita una mejor gestión de los recursos y el personal. Además, facilita la ejecución de técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial.

Previo a la programación de los protocolos se requiere que un médico veterinario realice una evaluación del estado en el que se encuentran las hembras antes de la aplicación de hormonas. Enseguida te mostramos cuáles son las hormonas empleadas y sus beneficios:

  • Fertagyl® (reg. Q-0273-073). Su principio activo es gonadorelina, un equivalente sintético de la GnRH, útil en el tratamiento de quistes foliculares, prevención de la ovulación retardada, mejora en la fertilidad post-parto e induce la ovulación.
  • Folligon® (reg. Q-0273-067). Contiene gonadotropina sérica de yegua preñada (PMSG), que tiene acción de la FSH. Estimula el crecimiento de los folículos, de manera que puede ser empleada en vacas y vaquillas ciclando o en casos de inactividad ovárica.
  • Crestar® IVG Intravaginal 1,3 (reg. Q-0273-238). Dispositivo intravaginal con progesterona, el cual permite la optimización de la sincronización de estros, la inseminación artificial sistémica o a tiempo fijo (IATF), así como las tasas de preñez en vacas y novillas.
  • Celosil® (reg. Q-0273-058). Contiene cloprostenol, un análogo de la PGF2α que induce el estro, reduce el tiempo de involución uterina, disminuye el intervalo entre partos, acorta la duración de las infecciones reproductivas y aumenta la detección de estros.

Ahora ya conoces cómo manejar y controlar el ciclo estral de la vaca. Si tienes dudas, necesitas asistencia técnica o requieres comprar alguno de nuestros productos contáctanos a través de Club Ganadero.

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Copyright © 2023 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA and its affiliates. All rights reserved.

Bibliografía

Crowe, M. A. (2020). Reproduction, Events and Management: Estrous Cycles: Characteristics. Reference Module in Food Science.

FDA. (2019). The Cattle Estrous Cycle and FDA-Approved Animal Drugs to Control and Synchronize Estrus—A Resource for Producers. U. S. Food and Drug Administration.

Fesseha, H., & Degu, T. (2020). Estrus detection, Estrus synchronization in cattle and it’s economic importance. International Journal of Veterinary Research, 3(1), 1001.

Kasimanickam, R. (2021). Pharmacological Intervention of Estrous Cycles. In Bovine Reproduction, R.M. Hopper (Ed.). Willey Blackwell.

Pal, P., & Rayees Dar, M. (2021). Induction and Synchronization of Estrus. Animal Reproduction in Veterinary Medicine. IntechOpen.

Xu, Z. Z. (2022). Estrous Cycles, Control: Synchronization of Estrus. Encyclopedia of Dairy Sciences (Third edition). Academic Press.

CATEGORÍAS

INSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Publicaciones más recientes

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.