signos-de-deshidratacion

Causas y signos de deshidratación en bovinos

IInicioBlogCategoría > Causas y signos de deshidratación en bovinos

Implementar un plan de respuesta rápida ante signos de deshidratación en el ganado es esencial para mantener la salud y el bienestar de los animales, al tiempo que se preserva la producción y el rendimiento de la unidad productiva.

Esta condición clínica puede agravarse rápidamente, afectando el funcionamiento de órganos vitales y en casos extremos, provocando la muerte del animal. Por esta razón, atenderla oportunamente, identificar la causa principal del problema y corregirla es crucial.

A continuación, detallamos cómo reconocerla, explicamos sus principales orígenes, su diagnóstico y tratamiento, así como las prácticas preventivas que puedes incorporar en el manejo de tu rancho.

¿Qué es la deshidratación en bovinos?

Es una condición médica caracterizada por una disminución anormal en el contenido de agua en el cuerpo de un bovino, resultando en un desequilibrio de los fluidos y electrolitos esenciales, que el animal requiere para el funcionamiento adecuado de su organismo.

Causas de deshidratación en bovinos

Hay múltiples factores que generan que el ganado pierda agua corporal o la consuma menos. Enseguida describimos los que se observan con mayor frecuencia en las unidades ganaderas actuales.

Instalaciones y suministros inadecuados

Este aspecto involucra elementos como la falta de acceso constante a fuentes de agua; sistemas de abastecimiento que no funcionan o no reciben mantenimiento; bebederos inapropiados para el tamaño, edad o cantidad de animales; y agua de mala calidad contaminada con heces, productos químicos o algas.

Presencia de enfermedades

La manifestación de infecciones bacterianas o virales, infestaciones parasitarias, cambios bruscos en la dieta, intoxicaciones y trastornos metabólicos (cetosis, timpanismo y desplazamiento de abomaso), llevan a la deshidratación debido a los cambios en la ingestión de agua, la diarrea, la fiebre, sudoración y el aumento de la frecuencia respiratoria.

Cambios en las condiciones ambientales

El ganado pierde líquidos y ve reducidas sus oportunidades de acceso al agua cuando se exponen a entornos caracterizados por altas temperaturas y humedad, particularmente en corrales sin sombra o durante procesos de movilización como el transporte o el cambio de área de pastoreo.

Factores de riesgo para la deshidratación en bovinos

Los principales elementos que aumentan la susceptibilidad de padecerla están estrechamente relacionados con la edad y el estado fisiológico del animal.

Por ejemplo, los becerros son particularmente propensos, al tener un sistema inmunológico que aún no se desarrolla por completo y una capacidad limitada para conservar o reabsorber el agua. 

Mientras que, en el caso de las vacas en lactancia, la alta demanda de agua debido a la producción de leche y el estrés que sufren en esta etapa aumenta el peligro de manifestación.

¿Cuáles son los signos de deshidratación en bovinos?

Las manifestaciones varían de acuerdo a su gravedad. Los signos de deshidratación leve suelen ser más sutiles e incluyen letargo, mucosas secas y disminución de la elasticidad de la piel. 

Por otro lado, los signos de deshidratación severa involucran debilidad extrema, postración, taquicardia, elevada pérdida de peso, ojos hundidos y estado de shock.

Para abordar el problema adecuadamente es necesario determinar el grado de deshidratación que presenta el animal, para ello puedes guiarte con la información del siguiente cuadro.

GradoPorcentajeActitudDuración de la tensión en la pielRecesión ocularMucosasExtremidades
Bajo<5%Normal y alerta1 a 4 seg.NingunaPoco húmedasNormales
Leve6-8%Ligeramente deprimido4 a 6 seg.Ligera (3-4 mm)SecasPoco frías
Moderado8-10%Deprimido y postrado6 a 10 seg.Evidente (4-5 mm)secas y pegajosasFrías
Severo>10%Comatoso>10 seg.Muy hundido (6-7 mm)Secas y pálidasFrías e inmóviles

Diagnóstico de la deshidratación en bovinos

Deberá ser realizado por un médico veterinario basándose en la historia clínica, los signos manifestados, la evaluación del animal y la determinación del porcentaje de deshidratación.  

En casos graves, es recomendable hacer pruebas de laboratorio que incluyan análisis de sangre y de orina, para facilitar el control adecuado de la pérdida de líquidos y electrolitos.

Tratamiento de la deshidratación en bovinos

La terapia de fluidos es vital para tratar la deshidratación. El o los componentes del producto, volumen, vía de administración (oral o intravenosa) y velocidad de reposición, dependerán de la causa y porcentaje de deshidratación. Además, es importante abordar la causa subyacente de la deshidratación, como enfermedades o estrés ambiental.

Estrategias para prevenir y controlar la deshidratación en bovinos

Aquí te mostramos una lista de las tareas de manejo que puedes ejecutar en tu unidad productiva para minimizar la incidencia y los efectos de esta condición en el ganado:

  • Mantener instalaciones limpias y libres de lodo, estiércol y encharcamientos.
  • Evitar la sobrepoblación en los corrales.
  • Ofrecer acceso constante a agua limpia y fresca.
  • Asegurar que los bebederos estén funcionando correctamente.
  • Monitorear la calidad del agua para evitar contaminantes.
  • Proporcionar una dieta balanceada.
  • Alimentar a los becerros recién nacidos con calostro de buena calidad.
  • Realizar un manejo adecuado de pastizales para garantizar forraje de calidad.
  • Evitar el sobrepastoreo, que puede reducir la disponibilidad de agua y forraje.
  • Hacer una transición gradual de los animales a dietas nuevas.
  • Evitar cambios bruscos en la dieta, especialmente en vacas en lactancia.
  • Ofrecer sombra adecuada en áreas de pastoreo, especialmente en climas cálidos.
  • Mantener un programa de vacunación y desparasitación para prevenir enfermedades.
  • Controlar el estrés durante el transporte y el manejo.
  • No retener bovinos en áreas sin acceso a agua durante largos períodos.
  • Revisar la temperatura y la humedad para anticipar el estrés calórico.
  • Monitorear el estado de salud del ganado de manera regular.
  • Llamar de inmediato al médico veterinario en cuanto se observe algún signo de alerta.

En Club Ganadero estamos para ayudarte, si requieres comprar algún producto, recibir información adicional o asistencia técnica, contáctanos a través de nuestra página oficial.

CTA contacto

Copyright © 2023 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA and its affiliates. All rights reserved.

Bibliografía

Benjamin, M.M. (1991). Líquido y electrolitos. Manual de Patología Clínica en Veterinaria. 3ª reimpresión. Editorial Limusa.

Carlson, G.P. (1989). Fluid, electrolyte, and acid-base balance. En: Kaneko, J.J. Clinical and Biochemistry of Domestic Animals. 4a Ed. Academic Press.

Constable, P. (2003). Fluid and electrolyte therapy in ruminants. Veterinary Clinics: Food Animal Practice, 19(3), 557-597.

Roussel A. J. (2014). Fluid therapy in mature cattle. The Veterinary clinics of North America. Food animal practice, 30(2), 429–vii.

CATEGORÍAS

INSCRÍBETE AL NEWSLETTER

«*» indica campos obligatorios

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Publicaciones más recientes

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.