cadena-de-frio

Cómo conservar la cadena de frío en tu farmacia veterinaria

InicioBlogCategoría > Cómo conservar la cadena de frío en tu farmacia veterinaria

Algunos fármacos o productos biológicos requieren de condiciones controladas y un manejo más delicado que el resto para asegurar su efectividad e inocuidad. Por ello, la conservación de la cadena fría es uno de los elementos principales para mantener la calidad de la mercancía.

En México, este procedimiento es supervisado por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), a través de los médicos veterinarios responsables en clínicas, hospitales y farmacias veterinarias.

Conocer en qué consiste te ayudará a evitar pérdidas económicas y sanciones administrativas en tu establecimiento. Enseguida te explicamos todos los detalles.

¿Qué es la cadena de frío en la industria farmacéutica?

Es el nombre que se le da al sistema que comprende el transporte y almacenamiento de productos farmacéuticos que requieren mantenerse a una temperatura entre los 2 y 8 ºC, a su vez, también se conoce como cadena de temperatura controlada.

Los eslabones comienzan en el punto de fabricación, continúan en los centros de distribución y farmacias, para terminar con el beneficiario objetivo, en este caso el ganadero. Los elementos de la cadena de frío son:

  • Procedimientos. Garantizan el correcto uso de los equipos y aseguran la movilización de manera segura.
  • Personal. Verifican el cumplimiento de las buenas prácticas o técnicas en cada punto del proceso. 
  • Equipo. Almacenan y trasladan los productos.

Niveles de la cadena de frío

Existen tres categorías de acuerdo a la clasificación que realiza la Organización Mundial de la Salud. Cada una de ellas requiere distintos equipamientos que deben cumplir con las especificaciones técnicas de empaquetado y envío para mantener su calidad.

  1. Primario. Involucra la comercialización nacional desde el fabricante hasta las empresas locales. El control de la temperatura se efectúa en un sistema de gestión con datos a gran escala, requiere de aviones o camiones con cámaras frigoríficas.
  2. Intermedio. Concentra el control regional que, generalmente, está conformado por las distribuidoras o farmacias veterinarias. Aquí se utilizan frigoríficos y/o congeladores.
  3. Periférico. Se enfoca en instalaciones más pequeñas como las unidades de producción ganadera donde el médico veterinario los administra. Las herramientas necesarias comprenden refrigeradores, porta-vacunas o hieleras y refrigerantes.

Equipo necesario en la farmacia para conservar la cadena de frío

Las características de los componentes deben ser las adecuadas para asegurar la conservación de la temperatura de los productos e incluyen las siguientes especificaciones:

Refrigeradores

Se recomienda como primera opción las unidades de grado farmacéutico pero, cuando no se encuentran disponibles, un frigorífico de uso doméstico puede ser una opción aceptable, aunque se debe mantener un monitoreo constante ya que las fluctuaciones de temperatura pueden exponer los productos almacenados.

La puerta deberá estar cerrada durante el mayor tiempo posible al disponer de un artículo, y no puede emplearse para guardar alimentos, cadáveres u otros objetos ajenos a la farmacia. Además, tendrás que considerar contar con el espacio suficiente durante la temporada alta de ventas y sin aglomeraciones.

Hieleras

En caso de que no encuentres porta-vacunas, es posible usar las hieleras blancas de poliestireno o poliuretano, con tapa y con capacidad suficiente para transportar la mercancía o preservarla fría durante emergencias. Deben mantener su autonomía por al menos 76 horas.

Refrigerantes

Permiten conservar la temperatura adecuada aún cerca de elementos de calor. Están hechos de materiales que permanecen fríos por mucho tiempo, como el gel, el plástico o el hielo. Al emplearlos, coloca algunas toallas absorbentes evitando que la humedad afecte la integridad de los productos.

Controladores de la temperatura

Son instrumentos que se utilizan para asegurar que la temperatura está en el nivel adecuado. Ejemplos de ellos son los termómetros, los termógrafos y los indicadores de umbral crítico.

Monitoreo de la temperatura y mantenimiento del equipo

La vigilancia y cuidados constantes te permitirán tener un mejor manejo para evitar comprometer a los animales que les son administrados los productos y preservar la confianza de los clientes. A continuación, te mostramos una serie de recomendaciones para llevarlo a cabo:

  • Instala los frigoríficos en una habitación ventilada, en un espacio firme y nivelado, dejando un espacio considerable entre la unidad, el techo o cualquier pared.
  • Coloca un termómetro dentro de cada uno de los refrigeradores y asegúrate de tenerlo calibrado. De la misma forma, asegúrate de ajustar adecuadamente los termostatos.
  • Lleva una lista diaria de la temperatura dos veces al día o, si es posible, instala un registrador digital con alarma para lecturas fuera de rango.
  • Pon letreros visibles en los enchufes y unidades de almacenamiento con la leyenda “Precaución: NO DESCONECTAR”.
  • Revisa regularmente los sellos de las puertas para detectar signos de desgaste y ajusta las bisagras para que abran y cierren de forma suave.
  • Limpia y desinfecta con frecuencia para evitar el crecimiento de hongos y bacterias, hazlo lo más rápido posible para no tener cambios bruscos en la temperatura.
  • Utiliza un generador de respaldo, estos ayudan prevenir los cortes imprevistos de energía eléctrica y deben evaluarse cada tres meses o de acuerdo a las instrucciones del fabricante.
  • Realiza ajustes o llama a un técnico experto si observas constantes fluctuaciones en las condiciones de enfriamiento o sospechas de un problema mayor.

Identificación de los productos que requieren refrigeración

No todos los fármacos necesitan ser refrigerados, es por ello que te recomendamos siempre verificar las etiquetas y hacer una lista de los márgenes de temperatura de cadena de frío de medicamentos y biológicos.

Entre los más comunes se encuentran las vacunas, hormonas y antibióticos. Si tienes dudas, puedes preguntar directamente a tu proveedor para evitar pérdidas económicas causadas por el mal manejo.

¿Cómo mantener la cadena de frío en vacunas?

Uno de los productos que tienen mayor sensibilidad son las vacunas, ya que pierden su calidad, seguridad y eficacia debido a que experimentan cambios físicos y químicos cuando son expuestas a temperaturas fuera del rango de 2 a 8 ºC. Asegúrate de comprarlas solo con distribuidores autorizados.

Te enseñamos paso a paso cómo manipularlas:

  • Al recibirlas, corrobora que durante su transporte se hayan mantenido las condiciones de temperatura necesarias.
  • Permite que el proveedor entre con la hielera hasta la zona de almacenaje correspondiente.
  • Examina el contenedor del envío en busca de signos de daño y derrames, las vacunas no deben estar en contacto con agua, hielo o algún otro líquido en ningún momento.
  • Contabiliza rápidamente el pedido e ingresa los datos al inventario de productos, no olvides revisar las fechas de caducidad, colocando al fondo las que tienen mayor tiempo de conservación.
  • Almacena las vacunas en su empaque original, con una separación de 5 a 10 cm de las paredes, techo y puertas del refrigerador; además de colocarlas en filas, dejando un espacio entre ellas para promover la circulación del aire.
  • Si usas una unidad de grado doméstico, evita almacenar vacunas debajo de las rejillas de ventilación, en cajones o en los estantes de las puertas del refrigerador.
  • Identifica y elimina vacunas que se han congelado, contaminado, presentan sedimentos o aquellas en las que, por cualquier razón, se ha interrumpido la cadena de frío, ya que su administración no es segura, independientemente de la fecha de vencimiento.
  • Informa a tus clientes con anticipación que, en la compra de biológicos deberán llevar una hielera o porta-vacunas, así el transporte de las mismas no comprometerá su calidad. O bien, si tienes servicio a domicilio, asegúrate de tener el material disponible para las entregas.
  • Por ningún motivo aceptes devoluciones en vacunas o cualquier otro producto que requiera refrigeración.

Ahora que conoces los principios básicos para conservar la cadena de frío en tu farmacia veterinaria, puedes ponerte en contacto con nosotros si estás buscando a un proveedor de confianza. Conoce nuestro catálogo en nuestra web de Club Ganadero, ¡estamos para ayudarte!

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Copyright © 2022 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA and its affiliates. All rights reserved.

Bibliografía

Arnot, M. (2019). Minimum standards: cold chain management. Western Cape Government.

Gómez, V. (2019). The Cold Chain. Pan American Health Organization (PAHO), Regional Office for the Americas of the World Health Organization (WHO). Immunization Newsletter, 61(2), 1-3.

MoHFW. (2016). Handbook for Vaccine & Cold Chain Handlers. Ministry of Health and Family Welfare. Government of India.

MoHFW. (2017). Cold chain and logistics management. In Immunization Handbook for Medical Officers. Ministry of Health and Family Welfare. Government of India.

Objio, T., Morelli, V., & Trimble, S. (2022). Vaccine storage and temperature equipment monitoring. In Vaccine Storage and Handling Toolkit. Centers for Disease Control and Prevention (CDC).

UNICEF/MoHFW. (2010). Handbook for vaccine and cold chain handlers. United Nations International Children’s Emergency Fund & Ministry of Health and Family Welfare, Government of India.

CATEGORÍAS

INSCRÍBETE AL NEWSLETTER

«*» indica campos obligatorios

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Publicaciones más recientes

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.