queratoconjuntivitis-infecciosa-bovina

Queratoconjuntivitis infecciosa bovina (QIB)

InicioBlogCategoría > Queratoconjuntivitis infecciosa bovina (QIB)

La queratoconjuntivitis infecciosa bovina (QIB) es la enfermedad más común que afecta los ojos del ganado en todo el mundo. Causa una pérdida económica importante debido a la disminución de la ganancia de peso resultado de la inapetencia, el dolor ocular y el detrimento de la capacidad visual.

Se ha observado que los becerros infectados pierden un promedio de 15 a 18 kg al destete, en comparación con individuos sanos (Seid, 2019), lo cual compromete su crecimiento e interrumpe los programas de crianza.

En los animales adultos se manifiesta una baja en la producción de leche y de la condición corporal. Ocasionalmente, la ceguera puede ocasionar la muerte por inanición (debilidad provocada por la falta de alimento) en el ganado de pastoreo, pero esto es poco usual.

Se estima que las pérdidas anuales debido a este problema son de hasta 2 975 millones de pesos (Seid, 2019). Aquí te enseñamos más del tema y cómo prevenirlo. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la queratoconjuntivitis bovina?

Es una infección ocular altamente contagiosa y se sabe que la morbilidad en brotes graves puede alcanzar el 80% del ganado de una unidad productiva en tan solo 3 semanas (Haile & Ayano, 2021). Se le conoce también como ojo rosado o conjuntivitis, por la presencia de esta característica en el ojo afectado.

La bacteria Moraxella bovis, un bacilo Gram negativo, es el principal organismo causante de la enfermedad y se encuentra en los ojos y la nariz del ganado bovino. Los animales jóvenes o con el sistema inmune debilitado son los más susceptibles.

Se manifiesta con mayor frecuencia en los meses de verano e inicios de otoño, cuando la humedad y el calor incrementa. Aunado a esto existen una serie de condiciones que influyen en su aparición, enseguida te las describimos.

Factores predisponentes

Al igual que muchas otras enfermedades, hay elementos que en conjunto pueden provocar la aparición o incrementar la gravedad del problema, a continuación, te mostramos una lista de las principales circunstancias que predisponen la queratoconjuntivitis infecciosa bovina:

  • Razas con poca o nula pigmentación alrededor de los ojos.
  • Alta exposición a la luz solar intensa causada por la falta de sombra.
  • Aumento del número de moscas faciales.
  • Deficiencias nutricionales de vitamina A, cobre y selenio.
  • Condiciones estresantes por destete, transporte o mezcla con otros animales.
  • Irritación o traumatismo ocular debido al polvo, pasto alto, malezas, espinas, alambre de púas, etc.
  • Presencia de otros organismos infecciosos en los tejidos que rodean el ojo.
  • Infecciones bacterianas o virales simultáneas como la rinotraqueitis infecciosa bovina (IBR) o la diarrea viral bovina (DVB).

¿Cómo se transmite la QIB?

El ojo rosado en bovinos se puede transmitir a través del contacto directo de secreciones oculares, nasales o vaginales de animales infectados, mediante fómites (equipo, instrumentos o utensilios contaminados) y por las manos de los cuidadores o el personal que manipula al ganado.

Así mismo, la mosca de la cara (Musca autumnalis) es el vector mecánico más significativo de este padecimiento. Cuando un animal se encuentra enfermo, sus ojos se irritan, provocando la eliminación de Moraxella bovis en el lagrimeo.

Las moscas se alimentan de dichas secreciones y vuelan de un animal a otro propagando la bacteria en el grupo de bovinos. Estos insectos pueden albergar en sus alas y patas a M. bovis hasta por 3 días (Arnold, 2014).

Signos clínicos de la QIB

Es importante mencionar que no todos los animales desarrollan o manifiestan la enfermedad, pero sí pueden transmitirla a otros. Las siguientes son las observaciones más frecuentes:

  • Lagrimeo excesivo
  • Parpadeo constante
  • Dolor ocular
  • Intolerancia a la luz
  • Entrecerrar los ojos
  • Comezón por la irritación del ojo
  • Hinchazón de los párpados
  • Ulceración o nubosidad corneal
  • Anorexia
  • Pérdida de peso
  • En casos avanzados, descarga ocular purulenta
  • En situaciones graves, ceguera

Diagnóstico de la QIB

Por lo general, el diagnóstico se hace a través de la identificación de la signología, durante el examen clínico el médico veterinario identificará un área de nubosidad en la córnea, compatible con queratitis.

Se recomienda la toma de muestras de secreciones oculares o exudados conjuntivales, para la identificación de los organismos causantes, por medio de cultivos microbiológicos, aunque la disponibilidad de estos procedimientos a menudo es limitada.

Otras enfermedades que cursan con conjuntivitis son la rinotraqueitis infecciosa bovina (IBR), la thelaziosis y las infecciones oculares causadas por Mycoplasma bovis, de manera que se debe proceder a la evaluación diferencial para estas enfermedades.

Tratamiento de la QIB

El tratamiento de la queratoconjuntivitis infecciosa bovina depende exclusivamente de la evaluación realizada por un médico veterinario, entre más rápido sea detectada, tendrá un mejor pronóstico y se controlará la diseminación de la infección.

La terapia contra M. bovis a menudo se administra de forma subconjuntival, tópica o sistémica. Uno de los principales medicamentos sistémicos utilizados es Engemycin® L.A. (Reg. SADER Q-0273-081), el cual solo puede ser usado bajo estricta recomendación médica.

Control y prevención de la QIB

Enseguida te mostramos una serie de recomendaciones que te ayudarán a reducir los factores de riesgo que contribuyen a incidencia de este padecimiento en tu ganado:

  • Evita la exposición prolongada a la luz solar. Proporciona sombreaderos o filas de árboles con espacio suficiente para el descanso de los bovinos.
  • Lleva a cabo un adecuado manejo de potreros. Corta pastos o malezas demasiado largos y elimina cualquier elemento que pueda lesionar a los animales, esto reduce la irritación o ulceración en los ojos.
  • Implementa un programa de control de moscas. Coloca aretes insecticidas Kontrola® (reg. SAGARPA Q-0273-223)registra la propagación de la enfermedad a través de la mosca de la cara.
  • Realiza un buen manejo nutricional. Provee una alimentación y suplementación adecuada para minimizar la presentación de conjuntivitis, para ello puedes administrar Mu-Se® (Reg. SADER Q-0273-044).
  • Ejecuta medidas de bioseguridad. Pon en cuarentena a todos los individuos de nuevo ingreso y aísla a los animales sospechosos para evitar la diseminación del problema.
  • Vacuna a tu ganado. Con ayuda de tu médico veterinario planifica un esquema que incluya la inmunización contra la rinotraqueitis infecciosa bovina (IBR) y el virus de la diarrea viral bovina (VDVB), para ello puedes aplicar las vacuna Bovilis® Vista Once SQ (Reg. SADER Q-0273-192) o Bovilis® Vista 5 L5 SQ (Reg. SADER B-0273-193).

La queratoconjuntivitis infecciosa bovina ocasiona pérdidas económicas muy significativas. Tener un plan para controlar y prevenir este desorden es fundamental para reducir al máximo el daño a la productividad ganadera.

En Club Ganadero estamos para ayudarte, si requieres comprar algún producto, recibir información adicional o asistencia técnica, contáctanos a través de nuestra página oficial.

CTA

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Copyright © 2022 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA and its affiliates. All rights reserved.

Bibliografía

Arnold, M. (2014). Infectious Bovine Keratoconjunctivitis (Pinkeye) in Cattle. University of Kentucky College of Agriculture. Cooperative Extension Service, ID-135.

Haile, W. A., & Ayano, T. (2021). A brief review on the prevalence, diagnosis and prevention of infectious bovine keratoconjunctivitis. American Journal of Pure and Applied Biosciences, 3(2), 42-49.

Kahn, C. M., & Line, S. (2007). Queratoconjuntivitis infecciosa en animales. Manual Merck de Veterinaria. Sexta Edición. Océano.

Kasimanickam, R., & Parish, S. (2011). Infectious Keratoconjunctivitis (Pink Eye in Cattle). Washington State University Extension & WSU College of Veterinary Medicine, 1-5.

Parra, M., & Guadalupe, J. (2013). Enfermedades bacterianas. Módulo de Clínica de Bovinos. Universidad de Guadalajara.

Postma, G., Carfagnini, J., & Minatel, L. (2008). Moraxella bovis pathogenicity: An update. Comparative Immunology. Microbiology and Infectious Diseases, 31(6), 449-458.

Seid, A. (2019). Review on Infectious Bovine Keratoconjunctivitis and its Economic Impacts in Cattle. Journal Of Dairy & Veterinary Sciences, 9(5), 555774.

Stokka, G. L., Gasper, J., Webb, B. T., & Dyer, N. (2018). Pinkeye (Infectious Bovine Keratoconjuctivitis). North Dakota State University Extension, V1885.

Strickland, L. (2017). Infectious Bovine Keratoconjunctivitis. Cattle Pinkeye. University of Tennessee Institute of Agriculture & U.S. Department of Agriculture and county governments cooperating, W472.

Whittier, W. D., Currin, J. F., & Currin, N. (2005). Pinkeye in beef cattle. Virginia Polytechnic Institute and State University. Virginia Cooperative Extension (VCE).

CATEGORÍAS

INSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Publicaciones más recientes

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.