actinobacilosis-bovina

Efectos de la actinobacilosis bovina en la producción y rendimiento del ganado

InicioBlogCategoría > Efectos de la actinobacilosis bovina en la producción y rendimiento del ganado

Identificar los daños que la actinomicosis y actinobacilosis bovina ocasionan en las unidades productivas actuales es un punto de partida fundamental para la implementación de medidas eficaces de prevención, control y tratamiento durante el manejo y la gestión diaria del ganado.

A continuación, te proporcionamos una descripción detallada de la actinobacilosis, su efecto negativo en las unidades ganaderas y las estrategias que puedes emplear para prever y minimizar sus efectos negativos.

¿Qué es la actinobacilosis bovina?

Es una enfermedad de distribución mundial que causa abscesos en la lengua del ganado. Su agente etiológico es la bacteria Actinobacillus lignierensii, un cocobacilo gram negativo inmóvil no esporulado, que sobrevive en condiciones aerobias o anaerobias facultativas.

Tal microorganismo es un habitante normal del tracto gastrointestinal superior, el sistema respiratorio y el genital. Provoca infección cuando accede a los tejidos mediante heridas penetrantes, considerándose un patógeno oportunista. El padecimiento también es llamado: lengua de madera o lengua leñosa, ya que su principal manifestación es oral.

Generalmente, causa lesiones piogranulomatosas en zonas como la cabeza, el cuello, las extremidades y, rara vez los pulmones, la ubre, los testículos y el tejido celular subcutáneo. Las afecciones suelen ser localizadas, pero pueden propagarse a otros órganos a través de la vía linfática.

Impacto productivo y económico

Aunque su ocurrencia es esporádica, los daños son graves. Se ha informado que cada brote puede tener una morbilidad de hasta el 73% (Smith, 2020). Los abscesos en la lengua reducen el consumo de alimento, lo que resulta en una disminución del peso corporal, una baja tasa de crecimiento y una menor producción de leche y/o carne.

Tiene una prevalencia de 0.7 a 3.6% en el momento del sacrificio (Smith, 2020). De manera que la calidad de la carne también se ve afectada por este padecimiento, lo que conlleva a penalizaciones o descuentos en el precio de venta en los rastros.

De la misma manera, las lesiones en el sistema reproductivo originan infertilidad, tanto en los machos como en las hembras. Todo esto en conjunto con los gastos en atención médica y tratamiento, así como la compra de reemplazos, afecta negativamente la rentabilidad.

Causas y factores predisponentes

La actinobacilosis bovina tiene una distribución mundial y puede afectar a bovinos de cualquier edad, sexo y raza.

Por lo general, los brotes están estrechamente relacionados con el consumo de alimentos abrasivos o la ingestión de objetos extraños como espinas, alambres, clavos y otros materiales similares. Las lesiones permiten la entrada de A. lignierensii en el tejido, desencadenando el proceso infeccioso.

Manifestaciones clínicas de la actinobacilosis en bovinos

Esta enfermedad puede volverse crónica y propagarse a otros tejidos si no se trata a tiempo. En su fase aguda, se manifiesta la inflamación inicial acompañada de los siguientes signos clínicos:

  • Agrandamiento de la lengua (sobresale de la boca).
  • Nódulos linfáticos inflamados.
  • Dificultad para aprehender el alimento.
  • Anorexia.
  • Problemas para beber agua.
  • Salivación excesiva.
  • Úlceras en la lengua.
  • Fiebre.
  • Pérdida de peso.
  • Lengua dura e inmóvil en etapas avanzadas de la enfermedad.

Diagnóstico de la actinobacilosis bovina

El diagnóstico generalmente se basa en la historia clínica (alimentación y condiciones de manejo, control sanitario, etc.), la evaluación del animal y la signología característica del padecimiento. 

Para confirmarlo es necesario tomar muestras para cultivo y biopsia, con la finalidad de identificar la presencia de Actinobacillus lignieresii en las lesiones tisulares.

No existen pruebas serológicas fiables para detectarla y los resultados de las pruebas hematológicas y bioquímicas suelen ser típicos de una infección crónica. La actinobacilosis debe diferenciarse de problemas dentales, actinomicosis, cuerpos extraños bucales, traumatismos faríngeos, neoplasias y otras enfermedades que cursen con dolor oral.

Actinobacilosis bovina: tratamiento

La terapia consiste en administrar solución de yoduro de sodio intravenoso 2 a 3 veces con intervalos de 7 a 10 días, este procedimiento debe ser realizado por un médico veterinario, ya que puede ser tóxico. Dicho tratamiento suele promover mejoría dentro de las primeras 48 horas cuando solo la lengua se ve afectada.

En casos graves, se recomienda aplicar agentes antibacterianos sistémicos y antiinflamatorios como Oxitrat® LA Plus (reg. Q-0273-248), una solución inyectable que contiene clorhidrato de oxitetraciclina y diclofenaco sódico. La resección quirúrgica es útil, sobre todo si hay grandes masas que comprometen el flujo digestivo o respiratorio.

Prevención y control de la actinobacilosis en el ganado

Implementar medidas de manejo que reduzcan la incidencia de la actinobacilosis en tu unidad de producción, te ayudará a evitar las pérdidas, mejorar la rentabilidad y productividad. Para ello puedes ejecutar las siguientes actividades:

  1. Llevar una buena gestión de la alimentación, evitando comestibles abrasivos que puedan lesionar la mucosa oral y verificando que no contengan objetos extraños.
  2. Almacenar herramientas de trabajo y otros objetos potencialmente peligrosos, como alambres o clavos, en un lugar seguro lejos del ganado.
  3. Capacitar al personal que se encarga del cuidado del ganado en la detección de signos tempranos de la enfermedad para garantizar una respuesta rápida y efectiva.
  4. Inspeccionar de forma regular a los animales, para identificar cualquier padecimiento de forma temprana y tratarlo a tiempo
  5. Mantener en cuarentena al ganado de nuevo ingreso y aislar a los animales enfermos, con el objetivo de evitar la propagación de infecciones.
  6. Llevar registros de la salud y el historial clínico de los animales para darles un seguimiento adecuado.

Si requieres comprar algún producto para tratar la actinobacilosis bovina, información adicional o asesoría técnica, no dudes en contactarnos a través de la página oficial de Club Ganadero.

cta-productos

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Copyright © 2022 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA and its affiliates. All rights reserved.

Bibliografía

Aziz, P. R., Kamal, K. K., Gaurav, K., & Saini, M. (2019). Actinobacillosis in a cross-bred heifer: A case report. Journal of Entomology and Zoology Studies, 7(1), 278-279.

Costa, A., Arestegui, M., & Signorini, M. L. (2018). Factores de riesgo asociados a la aparición de alteraciones ganglionares mandibulares en bovinos. Revista veterinaria, 29(2), 98-103.

Dubarry, J. R., Alvarez, A. R., Errea, A. L., Maria, A. E., Vera, O. A., Pucheu, M. V. V., &  Galeano, M. F. (2017). Actinomicosis y Actinobacilosis: una causa frecuente de lesiones granulomatosas en los bovinos del Departamento Maracó de la provincia de La Pampa, República Argentina. Ciencia Veterinaria, 6(1), 34-41.

Smith, B. P. (2020). Actinobacillosis (Woody Tongue, Wooden Tongue). Diseases of the Alimentary Tract. Large Animal Internal Medicine, Sixth Edition. Eds. B. P. Smith, D. C. Van Metre & N. Pusterla. Elsevier.

Smith, G. W. (2022). Actinobacillosis (Wooden Tongue). Generalized conditions. MSD Veterinary Manual. Merck & Co.

CATEGORÍAS

INSCRÍBETE AL NEWSLETTER

«*» indica campos obligatorios

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Publicaciones más recientes

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR

Para reportes de eventos adversos por favor contactar a farmacovet@merck.com

Formulario para solicitar asesoría

Nombre(Obligatorio)
Apellido(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.