Swipe to the right

Partos distócicos en bovinos

Partos distócicos en bovinos
Hace 25 días 42 Vistas

En la farmacia, Todos

La distocia es un problema económico importante tanto para el sector cárnico como para el lechero. Esta condición pone en grave peligro la vida tanto de la madre como la de la cría, es una de las principales causas de mortalidad y morbilidad en becerros.

Su incidencia es del 6.8%, mientras que la de asistencia al parto es de 31.1% (Bühler y colaboradores, 2018). Los esfuerzos para prevenir el problema ayudan a mantener la salud general de los animales y la rentabilidad de las unidades productivas.

Enseguida podrás conocer el daño que causa este desorden pues las pérdidas debidas a la distocia suelen ser muy costosas para los ganaderos.

Impacto productivo de los partos distócicos en bovinos

Las consecuencias son numerosas y dependen de su gravedad. Se ha observado que los partos distócicos provocan un incremento en la morbilidad neonatal y hasta el 45.9% de las muertes en becerros previo al destete (Regmi, 2020).

En las madres se ha asociado con una mayor incidencia de retención de placenta, endometritis, metritis, ruptura uterina, hipocalcemia, reducción de la fertilidad, disminución de la producción de leche, el aumento de los trastornos digestivos y respiratorios; y en el peor de los casos, provoca la muerte de la madre y el becerro.

Las secuelas que ocasiona son hasta cuatro veces más costosas que la asistencia médica durante el parto. Por lo general, las vacas que han presentado dificultad para parir tienen altas probabilidades de manifestarlo en un futuro.

Causas del parto distócico en bovinos

La distocia se define como el retraso o la dificultad para parir, en otras palabras, es la incapacidad de las vacas para dar a luz a sus crías mediante su propio esfuerzo derivándose en un parto prolongado o con necesidad de asistencia médica.

Sus causas son multifacéticas e incluyen defectos de la madre y el feto, factores de manejo, o sus combinaciones. Para la facilidad de su comprensión las clasificaremos en maternas y fetales.

Causas maternas

Los problemas maternos que impiden el parto incluyen la inercia o falta de fuerza expulsiva, el tamaño inadecuado de la pelvis, la dilatación incompleta del cuello uterino, la torsión uterina o la edad de la madre, las hembras de primer parto son más susceptibles a presentarlo.

Causas fetales

Las causas de origen fetal se deben a anormalidades en la presentación, posición y postura del feto durante el trabajo de parto, la discordancia en el tamaño en relación con la pelvis de la madre y fetos múltiples.

La presentación se refiere a si el becerro viene hacia adelante (cabeza y patas delanteras al frente) o hacia atrás (patas traseras al frente); mientras que la posición indica cómo se coloca la espalda del becerro con relación a la vaca. Lo normal es la espalda del becerro hacia la espalda de la madre; y finalmente, la postura tiene que ver con la ubicación de la cabeza y extremidades en relación con su cuerpo.

¿Cuándo es necesario intervenir en un parto?

Nunca se debe ayudar a una vaca enseguida en un evento de distocia, pero intervenir demasiado tarde puede resultar en un becerro muerto. Para ello es importante reconocer cada una de las etapas de un parto normal, te las mostramos a continuación:

  • Etapa 1. Dura de 2 a 6 horas, comienza con el inicio del trabajo de parto y termina cuando el cuello uterino está completamente dilatado y el becerro entra en el canal de parto.
  • Etapa 2. Para las vacas dura de 1 a 2 horas, mientras que en novillas puede ir de 2 a 4 horas; las contracciones aumentan, la vaca puede acostarse y finaliza con la salida del becerro.
  • Etapa 3. Después de la expulsión del becerro, la placenta debe salir dentro de las 6 horas posteriores.

Una vez que la vaca ha entrado en trabajo de parto se debe mantener en constante observación, esto puede depender del personal disponible, pero se recomienda vigilar cada hora y aumentar a cada 30 minutos cuanto entra en la segunda etapa.

Se debe examinar a la vaca en busca de algún problema como hipocalcemia o torsión uterina cuando ha comenzado el parto y no se observa ningún progreso a la etapa 2 después de 4 horas.

Se debe intervenir cuando se observa el saco durante 2 horas y la vaca no está intentando expulsarlo; si ha tratado por más de 30 min sin ningún progreso; si la vaca o el becerro muestran signos de fatiga o estrés; si sospechas que el becerro se encuentra colocado de manera anormal; cuando han pasado 12 horas y las membranas no han sido expulsadas.

¿Qué hacer cuando se presenta un caso de distocia?

Cuando has observado que la vaca presenta alguna de las características anteriores es momento de llamar de inmediato a tu Médico Veterinario.

Él deberá determinar si existe algún problema con la vaca o si la presentación, posición y postura del becerro son las adecuadas y sabrá cómo resolverlo. El objetivo principal es dar a luz a un becerro saludable y evitar lesiones que comprometan la salud y producción de la madre.

En los casos más graves se deberá realizar la extracción del becerro mediante la aplicación de fuerza externa o cesárea. Cuando el becerro ha perdido la vida, lo ideal será llevar a cabo un proceso llamado fetotomía, que tiene como objetivo disminuir el tamaño y extraer las partes del cuerpo.

Prevención de la distocia en bovinos

Una de las principales causas de la distocia es la desproporción materno-fetal, esta se corrige mediante la selección de los padres. Es muy importante llevar un registro de los casos presentados en la unidad ganadera, ya que la mayoría de las vacas que presentan distocia en su primer parto podrán manifestar el mismo problema en el futuro.

Cuidar la nutrición y alimentación de las vacas durante el periodo previo al parto también es de suma importancia, porque vacas sobre condicionadas u obesas son más propensas a presentar trastornos durante el parto.

En Club Ganadero estamos para ayudarte, si tienes alguna duda sobre los partos distócicos en bovinos o requieres de asistencia técnica no dudes en contactarnos al número de teléfono 800 522 1234 en horario de oficina

salud animal, Salud
Compartir