Swipe to the right

Laminitis en bovinos

Laminitis en bovinos
Hace 25 días 39 Vistas

En la farmacia, Todos

La laminitis es junto con la mastitis una de las enfermedades más frecuentes y costosas en los sistemas intensivos de producción lechera, conocer este problema y sus consecuencias es un factor fundamental para prevenirla.

Asimismo, es una de las principales causas de problemas de bienestar y sacrificio, llegando a representar hasta el 27% de los costos de producción (Burguer, 2007). Enseguida te contamos cómo afecta esta enfermedad a la rentabilidad de tu hato.

Pérdidas productivas y económicas debido a la presencia de laminitis

La presencia de laminitis en bovinos causa la reducción de la producción de leche, incremento de los costos de tratamiento, reducción de la tasa de concepción, incremento del intervalo entre partos, baja en el consumo de alimento, disminución del peso corporal e incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades secundarias.

Es una de las enfermedades más costosas de tratar porque presenta un mayor riesgo de sacrificio, incrementando los costos de los reemplazos. Además, causa un dolor considerable, lo cual la convierte en un problema de bienestar.

Las complicaciones se manifiestan debido a que puede estar presente en la vaca sin manifestar ningún signo, el diagnóstico puede darse de 2 a 3 meses después del comienzo del problema, lo que complica su tratamiento.

¿Qué es la laminitis y cómo se clasifica?

La laminitis se define como la inflamación de las capas dérmicas (llamadas láminas) en la pezuña de los bovinos, el ganado afectado mostrará cojera y dificultad al moverse. Es una enfermedad sistémica, es decir que no solo afecta las extremidades, sino que daña el estado general del animal.

La laminitis se puede clasificar de acuerdo a la gravedad y duración de la condición, a continuación, te explicamos cómo se divide para que puedas identificarla fácilmente en tu hato.

Laminitis subclínica

Por lo general no se observan cambios en la postura o el movimiento, pero pueden manifestarse algunos indicios leves como un ligero color amarillo, pequeñas hemorragias y debilitamiento en las estructuras de la pezuña.

Laminitis subaguda

Es la más común, se observan cambios en la marcha ya que, a menudo al estar paradas cambian de un pie a otro o pisan con demasiado cuidado, lo que se conoce como caminata rígida y sensible.

Por otro lado, la piel cercana a la pezuña se observa hinchada y de color rosado, esta se ha asociado con cambios repentinos en la alimentación.

Laminitis aguda

Se manifiesta durante periodos cortos y se reconoce por la presencia de una suela doble que puede llegar a desprenderse; por lo general, se manifiesta de manera individual y secundaria con respecto a problemas como metritis, mastitis y diarrea viral bovina (DVB).

Laminitis crónica

Se observan signos visibles de deterioro en la pezuña como un color más oscuro, la superficie se vuelve más áspera, además de un hundimiento visible que cambia la dirección de crecimiento. Dichos signos pueden durar hasta 12 meses en aparecer.

¿Cuáles son las causas de laminitis en bovinos?

Sus causas son multifactoriales y a menudo se involucra más de una, te mostramos las principales a continuación:

  • Factores nutricionales. Consumo excesivo de carbohidratos.
  • Cambios alrededor del parto. Cambios drásticos en la dieta.
  • Alojamiento. Pisos rígidos y hacinamiento.
  • Mal manejo. No realizar recortes de pezuñas con frecuencia.
  • Otros. Genéticos, infecciosos, ambientales y de conformación.

Prevención de la laminitis bovina

El manejo de la dieta y la alimentación es esencial para prevenir este problema, se recomienda proporcionar dietas balanceadas y hacer un cambio gradual de la alimentación del período seco a la lactancia con una anticipación de 2 semanas previo a la fecha esperada de parto.

Asegura un alojamiento seco, cómodo y con el espacio suficiente. Minimiza el tiempo de espera para entrar a la sala de ordeño en la medida de lo posible, al igual que el lapso en el que las vacas permanecen encerradas durante rutinas de manejo. Se deben llevar a cabo procedimientos de recorte de pezuñas con una frecuencia mínima de dos veces al año.

A menudo la laminitis no puede evitarse de manera total, pero estas recomendaciones te ayudarán a minimizar las afecciones y el impacto económico que causa este desorden.

Tratamiento de la laminitis bovina

Para realizar un correcto abordaje del problema, es necesario primero abordar la causa de la aparición de la laminitis, ya sea que esta se deba a un problema metabólico o de alojamiento.

Aunado a esto se debe realizar un recorte correctivo en la pezuña, algunos médicos recomiendan el uso de zapatos o bloques ortopédicos que ayuden a equilibrar la carga de peso sobre los miembros lesionados.

La laminitis es un problema que cursa con inflamación y dolor, uno de los productos que alivian estos signos clínicos es Finadyne®, te aconsejamos consultar previamente con tu Médico Veterinario, él te indicará si este tratamiento es el adecuado para tu ganado.

Si quieres comprar alguno de nuestros productos, recibir información adicional o asistencia técnica, contáctanos a través de la página oficial de Club Ganadero o al siguiente número de teléfono 800 522 1234 en horario de oficina.

Salud, salud animal
Compartir