Swipe to the right

Conservación de forrajes: ¿qué es el henificado y cómo elaborarlo?

Conservación de forrajes: ¿qué es el henificado y cómo elaborarlo?
Escrito por Club Ganadero MSD Hace 9 días No comentarios 20 Vistas

En la farmacia, En el campo, Salud farmacia, Salud ganadero, Salud MVZ, Noticias, Todos

La henificación es un método de conservación de alimentos para el ganado que consiste en cortar, tender, deshidratar y almacenar forrajes para poder proporcionarlo, sobre todo en época de sequía.

Es una técnica económica, útil, segura y no requiere de maquinaria pesada para su realización. Además, se pueden usar en gramíneas como pasto pangola, o leguminosas, como alfalfa.

Sigue estos pasos para henificar correctamente

Para que el henificado sea de la mejor calidad posible, hay que cuidar varios aspectos:

  • Elabora el heno cuando haya menos probabilidad de lluvias. El secado se debe hacer lo más rápido posible, con ayuda del sol y el viento, para reducir la humedad del forraje. Si llueve cuando el pasto está cortado y tendido, este no perderá suficiente agua, favoreciendo la presencia de contaminantes.
  • Corta en el momento óptimo. Cada forraje tiene un tiempo diferente de corte. Por ejemplo, si se busca calidad del forraje, es requisito cosechar en un estado joven. En cambio, si lo que se desea es cantidad, es recomendable un estado de madurez más adelantado. Toma en cuenta que las gramíneas y leguminosas que son cortadas en fase temprana son más altas en proteína y carbohidratos digestibles. Además, son más agradables en sabor para los rumiantes (palatables).
  • Usa forraje de calidad. Debido a que el forraje henificado baja su calidad al ser secado, lo mejor será usar el mejor pasto que tengas para seguir proporcionando nutrientes al ganado.

Consejos para obtener características deseables en el henificado

Recuerda que las condiciones en las que realizarás el henificado serán de vital importancia para su resultado final, por eso, toma en cuenta estos aspectos.

  • Evita la maleza. Será necesario cuidar los potreros destinados a la elaboración de heno para evitar que la maleza le robe nutrientes al forraje y baje su calidad, además de evitar contaminación con hierbas en el alimento empacado.
  • Evita las plagas. No uses pastos enfermos, recuerda que la mayoría de las plagas afectan las hojas, las cuales proporcionan aproximadamente el 70% de los nutrientes.
  • Al momento de empacar cuida el manejo del forraje cortado. Puedes ayudarte de empacadoras manuales o máquinas para asegurar que los fardos estén bien apretados y amarrados. Con esto evitarás también el desperdicio de forraje cuando los transportes.
  • Asegúrate de almacenar el heno bajo techo o con plástico. Evitar humedad externa te ayudará a conservar los fardos o pacas por más tiempo.
  • No almacenes cerca de bodegas. Evita la cercanía de combustibles, pues el heno es altamente inflamable.

Recuerda siempre consultar a un profesional. Cuando comiences a implementar técnicas de conservación, pide a un agrónomo o veterinario especialista en alimentación que te ayude a determinar las características de tus forrajes, así asegurarás la calidad y la altura ideal del corte. En ClubGanadero podemos atenderte y resolver todas tus dudas.

Referencias

González, B. (1994). 5. Conservación de forrajes y consideraciones técnico-económicas. Revista de la Facultad de Agronomia de la Universidad del Zulia, 11(2).

Ramos, A. C. (2017). Conservación de forrajes (III): Calidad del forraje y del heno. Frisona española, 37(221), 94-102.

Suttie, J. M. (2003). Conservación de heno y paja para pequeños productores y en condiciones pastoriles. ^ eRoma Roma: Fao.}

forrajes
Compartir