Swipe to the right

¿Qué es y cómo hacer un ensilaje de maíz?

¿Qué es y cómo hacer un ensilaje de maíz?
Hace 5 meses No comentarios 411 Vistas

En el campo, Salud ganadero, Noticias, Todos

El ensilaje es un método de conservación de forrajes que se basa en la fermentación. Es una técnica muy útil para asegurar el alimento de tus animales, sobre todo en la época de sequía. Uno de los forrajes más utilizados en esta técnica es el maíz.

La popularidad del uso de maíz se debe a sus características, pues este cereal ofrece una elevada cantidad de materia seca en poco tiempo. Además, se adapta a diferentes climas y proporciona una buena cantidad de nutrientes y palatabilidad al ganado.

El silo es propiamente el compartimento de almacenamiento que protege al forraje de la luz solar, aire y humedad del ambiente. Existen diferentes tipos de silo: aéreos o de torre, en bolsa o microsilos, los de trinchera y los de bunker. De los anteriores, los silos tipo trinchera y bunker son los más comunes, aunque la decisión acerca del más conveniente depende del espacio y maquinaria, disponibles en cada rancho.

Es muy importante tomar en cuenta que la calidad del ensilaje depende del forraje y la aplicación correcta del método de procesamiento y conservación. Un ensilaje de buena calidad muestra un color verde oliva y un olor agradable, ligeramente dulce.

Como hacer un silo de maíz en 4 pasos

Para obtener este resultado te mencionaremos los pasos básicos de la elaboración del silo, enfocados sobre todo al de trinchera y bunker.

  1. Cosecha de forraje: El estado de madurez del grano es uno de los aspectos más importantes en el rendimiento del maíz. Cuando los forrajes son jóvenes, tienen un valor nutrimental elevado, pero son poco recomendables por su bajo rendimiento por hectárea. Mientras que un maíz muy maduro tiene menos nutrientes y palatabilidad para el ganado, pero mayor rendimiento. Por estas razones se recomienda cosechar el maíz cuando presente un aspecto lechoso-masoso. Para asegurarte de esto, corta una mazorca a la mitad y observa los granos; si la línea blanca de aspecto lechoso ocupa la mitad, máximo un tercio del grano, es momento de cortar y picar el forraje.
  2. Picado: El tamaño de la partícula depende de la madurez del forraje. Entre más materia seca contenga, menor debe ser el tamaño. No es recomendable usar partículas menores a 1 cm para evitar acidosis, ni mayores a 4 cm para apisonar bien el silo. Para asegurar un buen picado, se recomienda afilar las cuchillas cada vez que sea necesario y ajustarlas adecuadamente para obtener un corte más uniforme.
  3. Llenado y apisonado: El forraje ya picado se acomoda y extiende en capas delgadas. A continuación se apisona con ayuda de un tractor entre capa y capa, para asegurarnos que el aire salga. Este paso se requiere realizar lo antes posible, a fin de evitar dejar expuesta la superficie del forraje. Es muy importante que las llantas del tractor estén completamente limpias, libres de tierra y suciedad.
    Si se quiere usar algún aditivo para modificar la palatabilidad o el valor nutricional, añádase en este punto, asegurándose de distribuirlo bien entre capa y capa. Sin embargo, cuando se usa un forraje de buena calidad fermentativa como el maíz, no es necesario el uso de aditivos. Es importante recalcar que los aditivos no solucionan fallas como cortes tardíos, mala compactación o mal sellado, por lo que usarlos no se traduce en una garantía.
  4. Tapado y sellado: El sellado se realiza tan pronto se termine de llenar el silo, evitando entradas de aire y agua. Debe cubrirse por completo con un plástico bicapa de una sola pieza, se recomienda poner una capa de tierra y llantas sobre el plástico para hacer peso y proteger el ensilado de los rayos directos del sol.

Referencias

Butler, T. J., Han, K. J., Muir, J. P., Weindorf, D. C., & Lastly, L. (2008). Dairy manure compost effects on corn silage production and soil properties. Agronomy journal, 100(6), 1541-1545.

Ocanto, G., Acevedo, I., & García, O. (2013). Evaluación de las características fisicoquímicas y funcionales del ensilaje de maíz (Zea mays) y ensilaje de sorgo (Sorghum vulgare). Municipio Urdaneta del estado Lara. Agroindustria, sociedad y ambiente, 1(1), 110-129.

González, B. (1994). 5. Conservación de forrajes y consideraciones técnico-económicas. Revista de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia, 11(2).

Kononoff, P. J., Heinrichs, A. J., & Lehman, H. A. (2003). The effect of corn silage particle size on eating behavior, chewing activities, and rumen fermentation in lactating dairy cows. Journal of Dairy Science, 86(10), 3343-3353.

forrajes
Compartir